La CUP arrastra a ERC y deja solos a Torra y Puigdemont en Waterloo

|

Junqueras puigdemont gabriel parlament reuters

Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Anna Gabriel en el Parlament (Europa Press)


El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha convocado para este lunes una reunión con algunos miembros del Govern y los dirigentes de Junts per Catalunya, el PDeCAT, Esquerra, la CUP, la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural.


La cita es en la Casa de la República de Waterloo con la intención de rebajar la tensión entre los distintos partidos independentistas y fijar una estrategia conjunta, pero las diferencias les llevan a no participar ni a la reunión.


Así, según relata el periódico digital ‘okdiario’, en estos momentos, sólo el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, está confirmado para acudir a esta cumbre independentista en la residencia de Puigdemont en Bélgica.


De esta forma, y a falta de oficializar la creación del ‘Consell de la República’, Puigdemont pretendía tomar el control estratégico del proceso independentista catalán, citando en su residencia belga a todos los actores implicados que, en las últimas semanas, han visibilizado discrepancias y diferencias notables que llegaron a poner en peligro la estabilidad del Govern.


Bajo la premisa de no volver a repetir la situación vivida en el Parlament en las últimas semanas de peleas entre Junts per Catalunya y Esquerra y rediseñar la hoja de ruta, escuchando también a lo que piden las bases del independentismo en la calle, Puigdemont trata de liderar los futuros pasos del independentismo.


La apuesta inicial para la cumbre frustrada era que el PDeCAT y Esquerra defendieran la vía del diálogo y la negociación de un referéndum pactado, con la mirada puesta en el inicio inminente del juicio por el 1O. A esas tesis se abonaría también Òmnium Cultural, cuyo presidente Jordi Cuixart está preso, pero no la ANC, más cercana a la desobediencia y a la unilateralidad, como la CUP y una parte de JXCat.


Por otra parte, la CUP, decide este fin de semana si dejan vacíos sus escaños del Parlament como señal de protesta contra JXCat y ERC, una opción que cobra cada vez más fuerza y que agudiza aún más las tensiones entre los partidos independentistas, algo que precisamente Puigdemont quería calmar con esta reunión en Bruselas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH