jueves, 21 de noviembre de 2019

Colau celebra la abstención del PSC para sacar adelante su multiconsulta sin fecha prevista

|

Ana Colau bebiendo agua


El pleno de Barcelona ha aprobado este viernes 26 de octubre las preguntas sobre la gestión del agua y del cambio de nombre de la plaza Antonio López de la multiconsulta con los votos a favor de BComú, ERC, CUP y el concejal no adscrito Juan José Puigcorbé, las abstenciones de PDeCAT, PSC y el concejal Gerard Ardanuy, y el voto contrario de PP y Cs.


El pleno ha vuelto a posicionarse sobre las preguntas de la multiconsulta después de que el pleno de abril rechazara consultar a la ciudadanía las preguntas impulsadas por entidades sobre la gestión pública del agua y sobre el cambio de nombre de la plaza Antonio López.


La multiconsulta no podrá celebrarse este mandato, porque la normativa lo impide. 


El reglamento indica que no puede celebrarse en los seis meses previos a las elecciones y sólo habría un mes de margen para organizarla, por lo que los acuerdos quedarían congelados hasta pasadas las municipales.


La alcaldesa Ada Colau ha celebrado la decisión, aunque ha lamentado que la aprobación de la 'multiconsulta' se haya retrasado. 


Ha asegurado que la ciudadanía reclama participar más allá de las elecciones cada cuatro años, y ha recordado que en el anterior pleno se aprobó la reserva del 30% de nuevas promociones a vivienda social.


La concejal de Participación, Gala Pin, ha asegurado que esta votación pone en juego la soberanía municipal y la legitimidad de Barcelona para preguntar a sus vecinos sobre cuestiones que les afectan, y ha criticado que PP y Cs están en contra de las consultas "en cualquier ámbito".


PARTIDOS


Desde el PDeCAT, Raimond Blasi ha acusado al Gobierno de Colau de promover la multiconsulta por un puro interés partidista por el que han utilizado a entidades y han jugado con sentimientos, según él: "Aún me pregunto si querían celebrar la multiconsulta. Es una pelota hacia delante para el siguiente mandato, que espero que no sea el suyo".


La líder de Cs, Carina Mejías, ha dicho que la votación sólo quiere satisfacer a entidades afines a BComú, que la gestión del agua es competencia del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), y que los servicios jurídicos afirman que no se puede preguntar sobre un contrato vigente.


La republicana Trini Capdevila ha recordado que ERC sí votó a favor de ambas preguntas en el pleno de abril, y ha lamentado que no se vayan a consultar este mandato: "Otra promesa incumplida por parte de este Gobierno".


Carmen Andrés (PSC) ha afeado a Colau esconder la voluntad del Gobierno municipal detrás de la multiconsulta, aunque ha admitido que, atendiendo a los nuevos informes del secretario general, no han encontrado ningún argumento jurídico para ir en contra de las preguntas de la multiconsulta.


El popular Alberto Fernández ha sostenido que la multiconsulta, tal y como se ha planteado, es una chapuza jurídica que además comporta un coste innecesario y desorbitado, y ha asegurado: "Consulta sí, pero no así, no como la plantean".


Maria Rovira (CUP) ha asumido el "error" de su grupo al votar contra las preguntas de la multiconsulta en abril, y ha instado al Gobierno municipal a defender los bienes comunes que "deben ser de gestión pública y directa", y ha instado a trabajar por la remunicipalización del agua.


El concejal no adscrito Gerard Ardanuy ha advertido de que no se debe hacer un uso partidista de la multiconsulta y ha criticado que los ediles hayan votado algo que ya no se podrá consultará este mandato; y el también no adscrito Joan Josep Puigcorbé ha expresado su apoyo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH