Valls juega al misterio pero promete un equipo integrado por exsocialistas, catalanistas y gente de Ciudadanos

|

Valls


El ex primer ministro francés y aspirante a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, ha aprovechado la presentación de su nuevo libro 'Barcelona, vuelvo a casa', para defender su modelo de Barcelona y su voluntad de "hacer de Barcelona, capital europea" ante lo que considera dos grandes retos que sufre la ciudad: la inseguridad y el procès.


Pese a que no ha querido revelar cómo lo hará ni con quien, el político ha asegurado que su candidatura tendrá un "equipo potente y los mejores para gestionar la ciudad", con una lista integradora que incluya a independientes, miembros de Cs, exsocialistas, miembros del catalanismo moderado y de los barrios, de centroderecha e izquierda. Y niega a llamarlo partido porque "Barcelona no es cosa de partidos políticos", afirma.


El misterio sobre quien acompañará al ex ministro del Interior francés quiere mantenerlo el tiempo que sea necesario ya que "si el candidato, el programa y el equipo ya se conocen en noviembre, no habrá partido", insiste.


Valls tiene claro que quiere conformar "una plataforma integradora, progresista, sin sectarismos y respetuosa con las leyes. Y sobre todo, europea. Ese es su gran lema. El político francés habla del europeismo, defiende los valores de la UE y apuesta por que Barcelona siga en este camino, alejándose del nacionalismo. Este es su mensaje para su campaña.


"FALTA DE AMBICIÓN"


En la presentación del libro en el que habla de su infancia en Barcelona, su trayectoria política y su decisión de presentarse a alcalde de la ciudad, se ha hablado especialmente de política y de su opinión de la capital de Catalunya y de la gestión de Colau.


"Ada Colau tenía dos grandes retos acabar con la pobreza y combatir los altos precios de la vivienda y no ha conseguido ninguna de las dos cosas", ha sentenciado Valls. De hecho, el político es muy crítico con la actual alcaldesa de Barcelona a la que acusa de tener "falta de ambición e incapacidad de gobernar".


Aún así, Valls apuesta por el diálogo. Un diálogo que ve necesario para escapar del nacionalismo y el populismo, las dos amenazas que acechan Europa y la democracia, para él.


Pero no todo han sido críticas, ya que ha recordado que en su libro recoge una carta de Tarradellas vislumbrado el catalanismo, asegurando que todo lo que predecía en cuanto a calamitoso se ha producido. Y ha alabado al ex alcalde Maragall, ha recordado su amistad con Felipe González e incluso ha subrayado que en su libro explica sus amistades con líderes internacionales como Angela Merkel, y el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama.


REPUBLICANISMO


La actualidad, por eso, ha primado en la presentación de su libro. Y preguntado por la polémica en Twitter con Ada Colau por el apoyo del ayuntamiento de Barcelona a la reprobación del Rey ha recordado que él no defiende la monarquía o la república sino el republicanismo y los valores que supone ser republicano. "Lo que exige el republicanismo es la defensa de las leyes y de la Constitución" al margen de que el estado sea republicano o monárquico. 


"Hoy ser republicano no es oponerse a la monarquía, sino a la tiranía" y ha recordado que gracias a la Constitución y el respeto a sus valores "España ha vivido los mejores 40 años de su historia". Algo que ha contrapuesto con la deriva populista y nacionalista que "han metido a Catalunya en un callejón sin salida" y "la gente está cansada de la democracia". "Los partidos tienen que pactar y mirar hacia el futuro juntos", porque según el ex ministro francés, "no pactar es dejar espacio a los nacionalismos y a los populismos.


SEGURIDAD


Aprovechando la actualidad de la macrooperación policial contra los narcopisos en Barcelona, Valls ha insistido en que "no hay libertad sin seguridad de los ciudadanos" y que con Colau conocía la existencia de este tipo de viviendas y que por cosas así "Barcelona ha dejado de ser la ciudad segura que conocemos".


Para el ex ministro de Interior la macrooperación policial sólo es una demostración del "nivel de deterioro que está sufriendo la ciudad", y ha criticado que Barcelona ha dejado de ser la ciudad segura que era, debido a una deficiente gestión municipal.


Así, ha aprovechado de nuevo para lanzar mensajes de precampaña y defender que "hemos de luchar contra los narcopisos, los pisos ocupados y la ocupación del espacio público ya que el equipo de Colau representa los narcopisos y los 'top manta'".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH