La pobreza y el hambre, una violación de los Derechos Humanos

|

Pobreza


Manos Unidas recuerda que la pobreza extrema, el hambre y las carencias básicas constituyen en sí una violación de los Derechos Humanos. Con motivo del Día de los Derechos Humanos que se celebra este lunes 10 de diciembre, la asociación subraya que sin Derecho a la Alimentación "no es posible garantizar" el resto de derechos.


De acuerdo a datos de la ONU del mes de septiembre, 821 millones de personas sufren hambre en el mundo. Además, unos 1.200 millones de personas en el mundo viven en pobreza extrema con ingresos menores de 1,25 dólares diarios, y unos 2.600 millones en pobreza relativa, es decir, con ingresos menores a 2,00 dólares diarios, según recuerda Manos Unidas.


Con estas cifras, el coordinador de estudios y documentación de Manos Unidas, Fidele Podga, se pregunta "qué derechos humanos" son para estos millones de personas que "son pobres en todos los sentidos de la palabra".


"No podemos hablar de derechos humanos, con una retórica cínica, que calla ante la desigualdad abismal de unos pocos ricos cada vez más ricos, y una multitud de pobres cada vez más pobres", subraya.


Hoy hace 70 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por este motivo justo hoy Manos Unidas "no quiere dejar de denunciar la situación de pobreza y hambre en la que viven millones de personas en el mundo y se fija, especialmente, en el incumplimiento del Derecho a la Alimentación".


ALIMENTACIÓN


"El Derecho a la Alimentación pertenece a lo que los expertos denominan Derechos Humanos conocidos de segunda generación, es decir, aquellos derechos económicos, sociales y culturales que deben ser respetados", destaca la organización. Tal y como afirma Podga, "el Derecho a la Alimentación es uno de los fundamentales y es esencial, junto al Derecho a la Vida".


A su juicio, este derecho "está vinculado con casi todo el espectro de los Derechos que se recogen en la Declaración" porque "tiene relación con el acceso a la tierra, el acceso al agua, a la semilla, pero también con unas estructuras democráticas de gobernanza que permitan al ciudadano exigir ese derecho ante las autoridades de sus países y de sus localidades natales".


Ante este escenario, Manos Unidas hace hincapié en que las cifras son insostenibles. Por ejemplo, apunta que 1.500 millones viven en casas sin las mínimas condiciones de habitabilidad, 663 millones no tiene acceso a agua potable y 2.400 millones carecen de instalaciones sanitarias básicas.


El 73% de la población mundial carece de una adecuada protección social ante el desempleo, la maternidad, la discapacidad o las lesiones en el trabajo; y el 72% de los trabajadores no perciben prestaciones por desempleo.


Para poder dar a conocer y visibilizar más el trabajo de estos socios locales, Manos Unidas estrena este lunes 10 de diciembre en su canal de Youtube los videos y entrevistas realizadas durante el evento, las 'Voces por el Derecho a la Alimentación'.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH