La oposición marca el camino a Torra: cuestión de confianza o convocar elecciones

|

Quim Torra president


El portazo de los comuns a los presupuestos del Govern ha acelerado los tiempos políticos en Catalunya. Tras el voto negativo del Parlament a las cuentas de Torra, los comuns exigieron al Govern que presentase una cuestión de confianza o adelantase las elecciones autonómicas.


Ahora esta propuesta se está extendiendo entre la oposición, aumentando la presión sobre un Govern desorientado, sin cohesión interna y con dependencias externas que dificultan la gestión del día a día.


Torra ha anunciado que intentará aún otra vez que su proyecto de presupuestos sea aprobado planteando nuevas concesiones a los comuns. Sin embargo, la actitud de los comuns no parece propicia al acuerdo. Joan Mena, uno de los hombres fuertes de la formación tras la salida de Domènech, ha afirmado que "nosotros pensamos que estamos ante un gobierno agotado y sin proyecto para Cataluña, y eso debemos verlo en el Parlament".


PP Y PSC RESPALDAN LA CUESTIÓN DE CONFIANZA


Este mismo lunes, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, ha instado al presidente de la Generalitat a elegir entre los dos caminos que planteó la semana pasada el grupo de los comuns, como ya dejó dicho el líder del partido, Miquel Iceta, durante el transcurso del Día de Andalucía en Terrassa.


En una rueda de prensa, Illa ha recordado que el Govern ni siquiera ha aprobado las cuentas, que solo las ha colgado en una web, y ha pedido a Torra escoger por una de las dos vías para no mantener "paralizado al país".


"Nos hubiera gustado que el Govern hubiera apostado por uno de los dos caminos: o el de Puigdemont o el de Sánchez. La responsabilidad política es tomar uno de esos dos caminos", ha zanjado.


El PP catalán también presiona a Torra. El líder del partido, Alejandro Fernández, ha dicho que incluso se podría plantear una moción de censura: "queda una tercera opción, que es una moción de censura, que nosotros apoyaríamos encantados de la vida si lo consideran", ha declarado Fernández.


EL JUICIO MARCA LOS TIEMPOS DEL GOVERN


Lo cierto es que el Govern parece condenado a prorrogar las cuentas públicas de 2018. Con el fracasado del proyecto de ley más importante que puede aprobar una autonomía, Torra deberá hacer política con unos presupuestos que, según sus propias afirmaciones, están marcados por las políticas de austeridad impuestas por el Gobierno.


Con todo, no se espera un cambio de rumbo brusco en el Govern. Ha pasado medio año desde la conferencia que Torra dio en septiembre de 2018 en el TNC. La movilización que anunció Torra desde el escenario no se ha cumplido, y el Fòrum Cívic Constituent, el organismo creado para seguir agitando el espantajo del "procés", ha caído en desgracia por la atención mediática y política que gira de forma omnipresente en torno al juicio del Tribunal Supremo.


Hasta que no concluya el proceso y no haya condenas, no es previsible que el Govern dé nuevos pasos importantes. Hasta entonces, del "o llibertat o llibertat" que pronunció el president hace seis meses, se ha pasado al "o pressupostos o questió de confiança".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH