​Rahola, la reinona del procés, miente

Carmen P. Flores

Hay "plumillas" y voceros en esta profesión de periodista que son capaces de cualquier cosa para seguir cobrando como defensores de determinados proyectos políticos, con fabulaciones o viajes en barco hacia una Ítaca que resulta ser un fiasco, una gran mentira.


Pilar rahola


"Lo mejor para ser engañado es considerarse más listo que los demás", decía el aristócrata e intelectual francés François de La Rochefoucauld, muy acorde con la reinona del procés, Pilar Rahola, la bien pagá. El problema de ella es creerse más lista que los demás, más preparada, poseedora de la verdad absoluta y protegida, según ella, por sus vinculaciones con el mundo judío...


Sus intervenciones en la televisión del régimen, sueldos acordes con su estatus, artículos de opinión en el diario del "monárquico" conde, son una defensa a ultranza para denunciar a los testigos que mienten en el juicio de los políticos presos catalanes, estos que son víctimas de los opresores españoles y sus gentes de malvivir.


El victimismo, las mentiras continuadas de la reinona aplica lo que decía su colega, Condesa Diane: "La calumnia es como la moneda falsa: muchos que en manera alguna la hubieran acuñado, la hacen circular sin escrúpulos". Ese es uno de sus objetivos en estos momentos: todos mienten, lo que sucedió no fue cierto y en los sucesos del "referéndum" todos eran buenos: los actos fueron pacíficos y democráticos, los mossos d'esquadra, los héroes, que no solo dejaban hacer sino que ayudaban, saludaban a las gentes y hasta algunos se emocionaban por el acontecimiento dejando escapar algunas lagrimitas de emoción. Eso sí, la mayoría de los mossos se saltaron la legalidad, las órdenes judiciales, como hacen los CDR. Mientras los malos de la película eran las fuerzas de "ocupación" representadas por los policías nacionales y toda la justicia española que no son demócratas e impide la libertad, no como su policía autonómica.


El cerco a la Conselleria de Economía fue pacífico y la secretaria judicial, mujer por cierto, no salió porque no quiso ¿alguien se lo cree? Tú, sí, por razones obvias.


No suelo leer, por salud, a la reinona del procés, hasta que me han comentado el artículo de este miércoles de la "aristocracia" que hasta hace pocas fechas no hacía ascos a sus intervenciones bien pagadas en las televisiones de la España opresora. Me ha dado náuseas y me anima a escribir sobre sus mentiras e intereses.


Quizás lo que está pretendiendo la reinona es, dada su gran influencia en el país, asustar a sus señorías para que se acojonen. Seguramente, Rahola se acuerda de la frase que dijo en su día Fernando de la Rúa, ex presidente argentino: "Es grave que los jueces, por no contradecir a la prensa, admitan un hecho no corroborado por pruebas materiales". Creo que se equivoca, que el tema no va por ahí.


En el juicio, por mucho que algunos de los declarantes hicieran un mitines políticos dirigidos a su público para seguir alimentando la gran mentira, lo que se juzga son los hechos ocurridos y el saltarse las leyes que todos los autores del desaguisado juraron defender. Así de claro, no se juzgan ideas políticas, no, por mucho que quieran venderlo los implicados y sus voceros.


Hay personas que están viendo cada día, por televisión, las declaraciones para asegurarse de que lo que sucedió fue verdad y no el cuento de Heidi que venden los independentistas.


Rahola, como dice un refrán español, "la mentira dura mientras la verdad no llega".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH