jueves, 24 de octubre de 2019

Catalunya enfrenta a todos los partidos en el debate de TVE

|

El debate de RTVE ha vuelto a demostrar los bloques que parecen dividir esta campaña electoral con un Pedro Sánchez que ha recordado la labor de estos 10 meses de gobierno, y Pablo Casado lo que hizo el PP antes de la moción de censura y criticando a los gobiernos socialistas desde la época de Felipe González. Por su parte, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha seguido amarrado en su campaña de Constitución en mano, y Albert Rivera (Cs) ha críticado tanto a socialistas como populares llámandolos viejos partidos. Pero el punto más caliente y con más confrontación ha sido, sin duda, el debate sobre el tema territorial, con Catalunya como protagonista.


El líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, han coincidido este lunes en atacar duramente al jefe del Ejecutivo por sus pactos con los independentistas, se han mostrado convencidos de que volverá a acordar con ellos si gana las elecciones y le han echado en cara que no conteste si indultará a los presos "golpistas" que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo.


Sin embargo, Sánchez ha calificado de "mentiras" y "falsedades" las afirmaciones de la "derecha" y, en el caso concreto de los indultos, ha pedido respetar la "separación de poderes y el trabajo de la Justicia", máxime cuando "no hay precedente" de un presidente del Gobierno que haya dicho antes de una sentencia firme qué es lo que va a hacer. Es más, ha dicho que no puede haber un "indulto preventivo ni la negación preventiva del indulto".


21 CONDICIONES


Rivera -que ha exhibido la foto de Sánchez con Quim Torra en la Cumbre de Pedralbes, así como titulares de periódico de Arnaldo Otegi-, ha criticado que el presidente del Gobierno sea "capaz de sentarse con el señor Torra" y hacerse "la foto de 21 condiciones de la vergüenza", incluido un mediador.


A su entender, Sánchez ha llegado al poder "con los separatistas" y quiere seguir en el poder con ellos, pero Cs no quiere un presidente que se "arrodille" ante los que quieren romper España. Por eso, ha resaltado que si gana las elecciones recuperará la "libertad" para que no vuelvan a suceder acosos como el que sufrió Cs en la localidad guipúzcoana de Rentería.


"No queremos una nación de naciones con privilegios y desequilibrios como dice Sánchez", ha proclamado, para preguntar al presidente del Gobierno cuántas naciones ve en España. Tras afirmar que Sánchez quiere "indultos a cambio de escaños", el líder de Cs ha resaltado que es una "emergencia nacional" enviar al Gobierno del PSOE a la oposición y "devolver la dignidad" a los españoles.


Debate rtve


CASADO ATACA A SANCHEZ COMO CANDIDATO DE LOS INDEPENDENTISTAS


En su turno, el líder del PP ha afirmado que España "está en riesgo por culpa del Gobierno de Sánchez" y, de hecho, ha señalado que los partidos independentistas que quieren romper España apuestan por el candidato socialista como, a su juicio, evidencian las últimas declaraciones de Oriol Junqueras (ERC) y Jordi Sànchez (JxCAT).


Igual que Rivera, Pablo Casado ha afirmado que ya vieron a Sánchez "negociando en Pedralbes" -en alusión al encuentro el pasado 21 de diciembre con Torra- medidas "absolutamente humillantes para España" con "mediación internacional". En este punto, ha anunciado que si gana modificará la ley de indultos para prohibirlos para condenados por rebelión y sedición, y tipificará la convocatoria ilegal de referéndum, entre otras medidas.


Según Casado, Sánchez está "mintiendo" porque ha convocado elecciones por haberle "pillado negociando en Pedralbes", una reunión que ha calificado como "el colmo de la humillación". "Todo mentira", le ha interrumpido el candidato socialista.


En cuando a los indultos, el presidente del PP ha señalado que "ya" los ha pactado "y por eso no dice si va a indultar o no a los presos independentistas". "Usted, sinceramente, no da la talla como presidente del Gobierno", le ha espetado.


"LA INDEPENDENCIA NO SE VA A PRODUCIR"


Por su parte, Sánchez ha abierto su intervención reclamando a Cs y PP, los "señores de la derecha", que no "despisten" porque la moción de censura contra Mariano Rajoy que promovió el PSOE "fue por la corrupción del Partido Popular, no por otra cosa".


Además, el presidente del Gobierno ha afirmado que tanto el independentismo como "las derechas" saben que la independencia de Cataluña "no se va a producir" y ha añadido que el problema en esta comunidad "no es la independencia sino la convivencia". A su entender, ante ese problema lo que hay que hacer es "dialogar" dentro de la Constitución.


Sánchez ha tachado de "falsedades" y "mentiras" los argumentos de PP y Cs. "Llevan diez meses mintiendo las dos derechas", ha proclamado, para añadir que hay que "respetar la separación de poderes", el "trabajo de la Justicia y del Tribunal Supremo".


De hecho, ha asegurado que "no hay precedente de un presidente del Gobierno que haya dicho antes de una sentencia en firme "qué es lo que va a hacer" y ha subrayado que el propio Felipe González ha dicho que no puede haber indultos antes de que haya sentencia en firme.


"No puede haber un indulto preventivo ni la negación preventiva del indulto", ha exclamado Sánchez. También ha afirmado que "la derecha lo que hace es jugar y hacer trampas con las palabras" y ha preguntado al presidente del PP de "qué color tiene manchadas las manos", después de asegurar en Barcelona hace dos semanas que Sánchez prefiere las "manos manchadas de sangre a las manos manchadas de blanco".


Ante esas manifestaciones, Casado le ha recriminado que no haya contestado si va a indultar o no a los "golpistas". "Sigue sin contestar", ha enfatizado, para añadir que eso quiere decir, a su juicio, que los va a indultar y va a "revalidar ese Gobierno Frankenstein" con "independentistas, batasunos y comunistas".


DIÁLOGO 


Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado que España es "plurinacional" y ha advertido que la convivencia en Cataluña no se puede recuperar "con agresividad". A su entender, "hace falta un poco de diálogo y empatía" y menos "gritos" y "insultos", "sobreactuaciones" y expresiones "muy fuertes" como traición.


De hecho, ha dicho que para él traición a España es que haya expresidentes del Gobierno que acaban en consejos de administración de grandes empresas, privatizar empresas públicas o los casos de corrupción.


Iglesias ha afeado a Pablo Casado que solo se acuerde de la Constitución para hablar de la aplicación del artículo 155 en Cataluña y ha pedido no utilizar la Carta Magna como "un ladrillo que arrojar al rival político". "Tenemos un problema de convivencia y para resolverlo, deberíamos dejar determinado lenguaje y asumir que tenemos que dialogar con todo el mundo", ha afirmado.


PACTOS


El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha evitado durante el debate en TVE descartar un pacto de gobierno con Ciudadanos, como le ha reclamado una y otra vez el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Sánchez ha optado por destacar que es posible "un tercer espacio" en el que haya una "amplia mayoría" que apoye un Gobierno formado por socialistas e independientes "progresistas", como el que ha liderado estos 10 meses.


Es más, Sánchez ha reprochado duramente al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que haya puesto un "cordón sanitario" al PSOE y no a una "ultraderecha" que ha calificado de "temible" y que ha identificado con Vox, ausente del debate.


"Qué decepción", ha dicho una y otra vez Sánchez, mientras Rivera le reprochaba que quien es temible es el presidente catalán, Quim Torra, que llama "bestias taradas" a los españoles y que pese a ello el PSOE se ha puesto "en sus manos".


Rivera se ha dirigido también al líder del PP, Pablo Casado, para insistir en que él está dispuesto a un pacto, pero siempre que queden excluidos los nacionalistas. En concreto, ha criticado que el PP esté dispuesto a pactar con el PNV, como ya hizo en el pasado.


Casado ha respondido dejando claro que esa acusación no la entienden los votantes del PP ni de Ciudadanos y, tras dejar claro que Rivera no es su adversario --"usted tampoco", ha concedido el líder de Ciudadanos--, se ha defendido con un ataque: "Yo no voy a pactar con el PNV, ni con Sánchez, como usted hizo en 2015".


Debate tve


En sus primeras intervenciones, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha asegurado que con la llegada del PSOE al Palacio a la Moncloa han "puesto rumbo a una España de justicia social" y "limpieza" que ha "desterrado la corrupción". Sin embargo, los líderes de PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, le han atacado por sus pactos con los independentistas.


El líder del partido naranja ha abierto el primer minuto de intervención asegurando que Sánchez ahora quiere indultar a los presos independentistas que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo y "lleva en la frente la palabra indulto".


Además, y tras expresar su solidaridad con las víctimas de Sri Lanka, ha acusado tanto a Sánchez como a la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, que hayan intentado evitar este debate en la televisión pública. De hecho, ha subrayado que Mateo debería dimitir porque la televisión pública se paga con el dinero de "todos" los españoles.


"Sánchez no se conforma con colocar a dedo a la presidenta de RTVE, lo ha hecho en Correos y en el CIS y colocando a amigos y enchufados en empresas públicas y además ahora quiere indultar y lleva en la frente la palabra indulto para indultar a sus socios separatistas que han dado un golpe de Estado", ha enfatizado, para añadir que él quiere "justicia" y que se "cumplan las sentencias si son condenatorias".


También Casado ha echado en cara a Sánchez sus pactos con los independentistas, al tiempo que puesto en valor la labor económica que había llevado a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy que, además, "había llevado a los golpistas" al banquillo y que había aprobado la prisión permanente revisable.


"Quizá por eso el señor Torra y Otegi apoyaron la moción de censura y quizá por ello han dicho esta semana que le volverían a apoyar después de las elecciones generales", ha afirmado Casado, para presentar al PP como la "única alternativa" al Gobierno de PSOE que va a "echarse España a las espaldas y sacar" al país de la crisis.


"SE HA DESTERRADO LA CORRUPCIÓN"


Por su parte, Sánchez ha puesto en valor lo que ha hecho estos meses y ha criticado que "la derecha" diga que todo iba "maravillosamente bien" hasta que los "malvados socialistas" hicieron una moción de censura en España.


Frente a esa versión, ha recalcado que con su Gobierno se ha puesto a una España de "justicia social" y de "limpieza" en la que se ha "desterrado la corrupción", al tiempo que se ha apostado por la convivencia. A su entender, la cuestión que deben responderse los españoles es si quieren que España siga "avanzando" o "retroceda"


En su turno, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha indicado que los debates deberían ser obligatorios y ha agradecido a los trabajadores de RTVE su defensa de la independencia de la televisión pública.


Según ha dicho, la televisión pública "nunca más debe ser el brazo mediático de ningún gobierno" y ha defendido "legislar" para hacer obligatorios los debates, máxime cuando son "más importante" que la propaganda electoral y permite que los partidos presenten sus propuestas. Por eso, ha pedido discutir sin "insultos" para que la gente tenga elementos de juicio "útiles" para decidir su voto.


POLÍTICAS ECONÓMICAS


El primer bloque, sobre políticas económicas, ha transcurrido con Pablo Casado presumiendo de creación de empleo frente a las cifras del PSOE, con Rivera acusando a socialistas y Podemos de practicar unas políticas "bolivarianas", con Pablo Iglesias advirtiendo de que la Constitución no se cumple en lo relativo a justicia fiscal y empleo y con Pedro Sánchez defendiendo su labor en favor de la justicia social.


Sánchez también ha aprovechado para decir al PP que factores como "la corrupción" y la "confrontación territorial" también influyen en la marcha de la economía y ha apostado por crear un "detector de verdades" ante lo que ha considerado acusaciones "hiperbólicas" de la oposición.


El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha advertido de que votar al PSOE o a Podemos, que a su juicio "son lo mismo", dará como resultado un Gobierno que "meterá la mano en el bolsillo de los ciudadanos" y practicará un auténtico "saqueo", pero también ha reprochado a Pablo Casado las políticas fiscales de los últimos gobiernos del PP.


Al final del primer bloque del debate celebrado en TVE, dedicado a las políticas económicas, Rivera ha cambiado de discurso en su turno de cierre y lo ha dedicado, no a criticar a Pedro Sánchez como había hecho hasta ese momento, sino a advertir a Pablo Casado de que si quiere pactar con Ciudadanos tras las elecciones tendrá que cambiar las políticas fiscales del PP y hacer políticas realmente "liberales".


De hecho, ha recordado que Casado estaba "en el escaño" cuando el Gobierno de Rajoy, con Cristóbal Montoro de ministro de Hacienda, aprobó subidas del IVA y del IRPF y que en comunidades donde gobierna el PP, como Galicia, se mantiene el impuesto de sucesiones.

Y ha ido más allá cargando directamente contra el exvicepresidente económico Rodrigo Rato. "¿Sabe dónde está el milagro económico del PP? En la cárcel", ha dicho.


POLÍTICAS SOCIALES


En el curso del segundo bloque temático del debate, dedicado a la política social, El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sacado pecho de las medidas sociales que ha conseguido poner en marcha en tan sólo 10 meses en La Moncloa, un balance que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tilda de irreal, mientras que el candidato del PP, Pablo Casado, ve en riesgo el mantenimiento del Estado de Bienestar con la política económica socialista.


Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha retado a sus rivales políticos a comprometerse con una ley que actualice las pensiones según el Índice de Precios al Consumo, un guante que ninguno ha recogido. Sólo Sánchez ha llegado a decir que su partido quiere reformar la Constitución para "blindar" las pensiones, sin entrar en más detalles.


Con el mismo tono que ha empleado en sus mítines de campaña, Sánchez ha reivindicado su forma de hacer gobierno porque han "demostrado que se puede crecer y repartir el crecimiento". Y ha pasado a enumerar las principales medidas sociales de su gestión: la recuperación de la sanidad pública universal, del subsidio para parados de más de 52 años y de la cotización de las personas que cuidan de familiares dependientes, la revalorización de las pensiones, la "mayor oferta de empleo público de la década" o la subida del sueldo de funcionarios, entre otras.

Rivera ha intentado poner en cuestión el relato de Sánchez señalando que escuchándole hablar pareciera que España va de maravilla. "Baje del Falcon, aterrice, la lista que ha hecho no se corresponde con la realidad", ha denunciado.


El líder 'naranja' ha aprovechado este momento para alertar de la desigualdad que, en su opinión, sufren los españoles según el territorio en el que vivan, sobre todo cuando se topan con "impedimentos lingüísticos" que dificultad su movilidad laboral. "Usted está a favor de todo lo que los nacionalistas le venden", le ha dicho a Sánchez.


MATERNIDAD, PENSIONES Y FEMINISMO


En este bloque, Casado ha incidido en que la política social es necesario "financiarla con una buena política económica" y con los ciudadanos pagando menos impuestos. Y ha lanzado algunas de sus propuestas en materia social: una ley de maternidad para que "a la mujer que decida ser madre no le falte de nada" o la reducción a 30 días de las listas de espera en sanidad.


Sánchez le ha reprochado que, como parte de la solución para sostener las pensiones, diga que "lo que tienen que hacer las mujeres es no abortar", una idea que, a su juicio, "asusta a las mujeres".


Por último, el líder del PP ha llamado "caradura" a Sánchez por arrogarse como mérito la revalorización de las pensiones, una medida incluida en los vigentes Presupuestos Generales del Estado que elaboró el Ejecutivo de Mariano Rajoy y Sánchez prorrogó.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido en un momento a Pablo Casado que le diga a sus candidatos y candidatas que "no es no" en las agresiones sexuales, en referencia a las declaraciones de la 'popular' Cayetana Álvarez de Toledo, y se ha enzarzado en una discusión con Albert Rivera sobre la gestación subrogada, durante el debate celebrado este lunes 22 de abril en RTVE.


"Señor Casado, me gustaría que le dijese a sus candidatos y, sobre todo, a sus candidatas que no es no y que cuando una mujer no dice sí, es no. Lo digo porque hay una experiencia clara por parte de las mujeres y es que cuando se sienten coaccionadas hay ocasiones en que no pueden decir no, ahí está el caso de las manadas", ha subrayado durante su intervención en el bloque de política social.


Además, el líder socialista ha invitado a Casado a "decir a sus amigos ausentes de la ultraderecha -en referencia a Vox- que el vientre de una mujer no es un taxi". A continuación, se ha dirigido al líder de Ciudadanos. "Y a usted señor Rivera le digo que el vientre de una mujer no se alquila", ha subrayado.


Por su parte, el líder de Ciudadanos ha tachado a Sánchez de "carca". "O sea que ¿usted decide por las mujeres o deciden las mujeres adultas libremente? ¿Dice la gestación subrogada? No sea carca Señor Sánchez, estamos en el siglo XXI: eutanasia, muerte digna, gestación subrogada", ha indicado. El líder socialista se ha defendido asegurando que no es "antiguo" y que cree "en la justicia social" y en el "feminismo sin ningún tipo de adjetivo".


"No, usted es excluyente", le ha respondido Rivera, para recordarle un episodio de la manifestación feminista del pasado 8 de marzo. "Todos los españoles tienen la imagen de la Señora Calvo y de otras personas del PSOE gritando contra las mujeres de Ciudadanos en la manifestación de las mujeres. ¿Se puede ser más sectario y echar a mujeres del Día de la Mujer como hace el PSOE?", se ha preguntado el candidato de la formación naranja.


Por otro lado, el presidente del Gobierno ha afeado al líder del PP que dijese que "para garantizar las pensiones, lo que tienen que hacer las mujeres es no abortar", algo que Casado ha tachado de "fake news".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH