viernes, 13 de diciembre de 2019

Los ataques por los pactos postelectorales centran el debate de candidatos a la alcaldía de Barcelona

|

Los golpes bajos y las interpelaciones directas han centrado el debate electoral de TV3 de este martes, en el cual las propuestas concretas de los candidatos en asuntos como seguridad, vivienda y sostenibilidad han importado tanto como las acusaciones cruzadas sobre pactos postelectorales.


Todos los candidatos venían con los reproches aprendidos para su adversario de cabecera. La CUP y el PP, que corren el riesgo de quedar fuera del consistorio, miraban hacia la izquierda, en el primer caso, y hacia Valls, en el segundo, para presentarse como fuerzas íntegras capaces de hacer bascular las políticas en beneficio de sus programas ideológicos.


Pero las grandes pugnas se han producido entre Colau y Maragall, que encabezan todas las encuestas, y Valls y Collboni, que han rivalizado en todos los apartados programáticos para capitalizar el votante constitucionalista que no tiene claro a cuál de los dos candidatos confiar su voto.


Debate tv3 alcaldu00eda bcn


COLLBONI Y VALLS


El candidato del PSC, Jaume Collboni, se ha diferenciado del candidato de Barcelona pel Canvi-Cs, Manuel Valls: "La diferencia entre usted y yo es que yo ganaré las elecciones y usted no. Me dirijo a los que dudan entre votarle a usted o a mí, y les aseguro que no permitiré un gobierno independentista".


Valls le ha pedido "un poco de humildad", ha dicho que las encuestas siempre se equivocan, que el votante decidirá y que él es el candidato que reúne tres características ganadoras: su liderazgo, ser un hombre de partido y experiencia de gobierno, ha dicho.


MARAGALL Y COLAU


El candidato de ERC, Ernest Maragall, ha asegurado que la alcaldesa y candidata a la reelección, Ada Colau (BComú), quiere convertir Barcelona en "moneda de cambio en pactos entre Podemos y el PSOE" para formar el Gobierno central, acusación que también ha advertido Saliente, que teme que lo que pase en el Congreso afecte a la ciudad.


Colau ha defendido que rompió su pacto de Gobierno con el PSC de Collboni cuando el PSOE pactó con el PP intervenir la autonomía, ha defendido la participación del Ayuntamiento el 1-O y ha añadido: "Barcelona es republicana, democrática, feminista, progresista y valiente, pero no se pude hacer un uso partidista de la ciudad".


LA SEGURIDAD CENTRA TODAS LAS CRÍTICAS SOBRE COLAU


Donde sí se ha mostrado unanimidad ha sido al atacar la política de seguridad que ha llevado a cabo la alcaldesa durante los últimos cuatro años. Tanto independentistas como constitucionalistas han criticado la falta de civismo y orden en la ciudad --primera preocupación de los barceloneses según el barómetro municipal de opinión-- y han reprochado a Colau que se haya ocupado de este tema solo a las puertas de los comicios.


La demanda de contratar más agentes de guardia urbana, de elevar la moral del cuerpo y de modernizar la lucha contra la delincuencia presente en la ciudad --en especial el top manta y los narcopisos-- ha sido la pinza que todos los candidatos han empleado contra Colau, que se ha defendido lanzando pelotas fuera y culpabilizando otras administraciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH