Este es el método innovador que puede acelerar la creación de fármacos para la salud mental

|

Un equipo de investigadores internacionales, entre los que se encontraban expertos del CIBER de Salud Mental (CIBERSAM) y del Hospital Marqués de Valdecilla/IDIVAL, ha desarrollado un método que podría acelerar la búsqueda de nuevos medicamentos para tratar trastornos de salud mental como, por ejemplo, la esquizofrenia.


Las familias con un miembro con enfermedad mental soportan hasta el 60% del coste del tratamiento


Las enfermedades mentales son la causa principal de discapacidad en el mundo, y representan el 31 por ciento de los años de vida ajustados por discapacidad. En las últimas décadas el entendimiento de los mecanismos biológicos implicados en aspectos de dichas enfermedades ha aumentado de manera importante, aunque, tal y como han reconocido los expertos, no ha sido posible desarrollar o descubrir fármacos "más eficaces y seguros de una manera radical".


De hecho, la mayoría de los fármacos con utilidad en enfermedades mentales se descubrieron de manera fortuita. Uno de los motivos que dificultan el desarrollo de investigaciones sobre nuevos fármacos en Psiquiatría es la imposibilidad de obtener muestras de tejido cerebral de pacientes de una manera rutinaria, como ocurre en los casos de cáncer.


Ante este escenario, los investigadores han demostrado que las células vivas sanguíneas de pacientes con enfermedad mental son útiles para identificar dianas terapéuticas para el descubrimiento de nuevos tratamientos. Y es que, estas células contienen muchos receptores y moléculas que también existen en el sistema nervioso central y que se han asociado a determinadas enfermedades o estados mentales.


La utilización de un procedimiento sofisticado de análisis del funcionamiento celular de 42 personas que padecen esquizofrenia ha permitido probar miles de compuestos y ver su posible efecto terapéutico con la hipótesis de que fármacos que ya existen en el mercado pueden tener un efecto beneficioso para estos pacientes con enfermedades mentales. Esta estrategia de "reposicionamiento" de fármacos es, a juicio de los investigadores "prometedora" porque ahorraría tiempo y dinero y permitiría disponer de nuevas herramientas terapéuticas.


Además, podría ser utilizada como un predictor de respuesta clínica de una manera personalizada. "Nuestra aportación en el proyecto ha sido fundamentalmente en esta línea donde el análisis de pacientes antes y después del tratamiento ha permitido estos resultados tan ilusionantes", ha explicado el investigador del CIBERSAM en el Hospital Marqués de Valdecilla y director científico del Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), Benedicto Crespo-Facorro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH