lunes, 23 de septiembre de 2019

El Govern vuelve a echar un capote a TV3 para afrontar su precaria situación económica

|

La Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) es un sumidero por donde se pierden año tras año millones de euros del erario público. El Govern ha salido en defensa del grupo mediático en repetidas ocasiones, tanto defendiendo la necesidad de mantener una televisión y radio públicas como subviniendo su delicado estado contable.


Ccma3 1


El último movimiento en defensa de TV3 y Catalunya Ràdio ha consistido en reducir el capital social de la corporación. Según informa 'Dircomfidencial', esta operación financiera pretende restablecer el equilibrio patrimonial de la sociedad y supondrá pasar de un capital de 25 millones de euros a solamente medio millón.


Según ha explicado Núria Llorach, vicepresidenta de la CCMA,  Núria Llorach, "esta reducción de capital es consecuencia de la infradotación económica, que desde el 2010 está poniendo en riesgo la misión de servicio público que tenemos encomendada".


AÚN MÁS RECURSOS


Sin embargo, nada parece suficiente para mantener el elevado coste de la televisión y radio públicas. Debido al aumento millonario en nóminas de los trabajadores de la corporación, el equipo gestor de TV3 ha solicitado una aportación adicional que permita afrontar este incremento de la carga salarial.


En concreto, el canal solicita una inyección de 16,2 millones de euros para compensar el estrés financiero producido durante el primer semestre de este año.


Pero con esto parece que no basta: para hacer frente al IVA exigido por Hacienda de aproximadamente unos 14 millones de euros --pese a que la casa ya ha percibido 20,6 millones extra para afrontar otra reclamación por el mismo impuesto--, Llorach solicitó en la comisión de control de los medios de comunicación públicos que se aportasen más partidas extraordinarias por parte del Govern.


En gran medida, esta insuficiencia crónica de recursos se debe a la gestión negligente de la dirección de la propia TV3. Prueba de ello es el exceso de optimismo con que afrontaron los ingresos por publicidad en plena caída del negocio televisivo. La cadena pública se quedó muy lejos de su previsión en 2018, recaudando solamente 54 millones, un 20% menos de lo calculado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH