domingo, 25 de agosto de 2019

¿Se quedan sin vacaciones los políticos?

Carmen P. Flores

En época estival, ¡cómo está el patio! Los políticos se guardan mucho de hablar de sus vacaciones. En otros años, la prensa "seria" y hasta la rosa publicaban imágenes de los lugares elegidos para "descansar" de la rutina diaria de sus cargos e incluso los interesados hablaban abiertamente de lo que estaban haciendo. Pero este año el silencio es generalizado sin excepción del color ideológico. Es más: algunos presumen de seguir trabajando en sus despachos. No quedaría bien delante de la ciudadanía irse de vacaciones sin haber conseguido acuerdos para formar gobierno.


Artur Mas, Irene Rigau y Joana Ortega


En Catalunya, la cosa se complica mucho más. ¿Quién es el guapo que se atreve a decir que se coge vacaciones? Desde luego, los independentistas no lo son. Algunos podrían recordarles los "compañeros" que están en prisión. Nadie se la quiere jugar en tiempo de precampaña. De lo que se trata es de demostrar quién es más solidario y se sacrifica quedándose en casa.


De momento, Artur Más--político en la reserva-- sigue fiel a su cita con Formentera, aunque sin fotos en yate de los amigos (de momento). Se ha ido a pasar unos días allí para resarcirse del disgusto que le ha dado la justicia con el dinero que tenía que depositar. Menos mal que está la caja de resistencia para ayudarlo. No ha tenido que rascarse el bolsillo. También de momento.


Puigdemont, como está en Waterloo, puede que también se haya cogido unos días de "descanso" con su familia. Desde el pasado 1 de agosto, no se sabe nada de él. Mientras, el presidente Torra sigue con su actividad más o menos diaria con alguna que otra escapada. Le preocupa la foto del 11 de setiembre, donde la unidad del independentismo ha saltado por los aires, situación impensable hace unos meses. Las diferencias con ERC ya son públicas. Hay que intentar lograr de nuevo la foto de familia: todos deben estar en ella, si no es así, habrá un antes y un después con la ANC pinchando y la CUP haciendo de las suyas.


Después de la Diada, la sentencia de los políticos presos --que al parecer ya tiene adelantada el juez Marchena--, Torra quiere ser el artífice de una respuesta conjunta a la sentencia, pero... ¿será posible? Nunca se debe decir nunca, pero las circunstancias no parecen que le sean favorables.


Los dirigentes políticos tienen un verano camuflando las vacaciones y les espera un otoño tan caliente que van a necesitar litros de agua para sofocar el fuego.


Como decía con mucho entusiasmo Sir Walter Scott: "Descansar demasiado es oxidarse". Quizás por eso y alguna cosa más, es bueno que los políticos se queden sin vacaciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH