martes, 12 de noviembre de 2019

Barcelona vive la jornada más violenta tras la sentencia del procés

|

La violenta noche del 18 de octubre


Barcelona ha sido este viernes 18 de octubre el epicentro de los gravísimos diturbios que se han vivido en las principales ciudades de Catalunya tras una jornada de huelga independentista con escaso e irregular seguimiento y unas 'Marxes per la Llibertat' que no lograron alcanzar cifras comparables a anteriores eventos de exaltación independentista. 


Los Mossos d'Esquadra han detenido a un total de 54 personas durante las protestas en Catalunya. La policía catalana practicó 12 detenciones en Barcelona, 18 en Lleida, 12 en Girona y nueve en Tarragona.


También detuvieron a una persona en la región policial metropolitana norte y dos en la región central.


Por su parte, el SEM  informa de que 50 de los heridos en Barcelona requirieron traslado a un centro médico, mientras que el resto fueron dados de alta in situ.


Fuera de la capital catalana, el SEM atendió a siete personas en Tarragona, 12 en Girona, seis en Lleida, una en la C-58 a la altura de Barcelona, una en Terrassa (Barcelona), una en Alella (Barcelona), una en Montcada i Reixac (Barcelona) y otra en Molins de Rei (Barcelona).


63 TRASLADOS


Un total de 63 heridos fueron trasladados hasta centros médicos, incluyendo los 50 de Barcelona.

El SEM también trasladó a dos personas heridas en Tarragona, tres en Girona y tres en Lleida.


Asimismo, fueron trasladados a centros médicos el herido en la C-58, el de Terrassa, el de Alella, el de Montcada i Reixach y el de Molins de Rei.


BARCELONA, EPICENTRO DE LA VIOLENCIA


Las marchas organizadas por las Assemblea Nacional Catalana desde Tàrrega, Tarragona, Vic, Berga y Girona ocuparon la ciudad de Barcelona en una exhibición de músculo independentista - reunió a medio millón de personas, según la Guardia Urbana; 750.000, según los organizadores– en un momento de profunda división tras la histórica sentencia del procés. Una jornada en la que también se desarrolló una jornada de huelga con desigual seguimiento y que terminó derivando en gravísimos incidentes. 


El ambiente festivo degeneró en fuertes disturbios, barricadas e incendios que dejaron un escenario de caos y colapso hasta altas horas de la madrugada. Sin duda fue la jornada - la quinta- más violenta, especialmente en la capital catalana, desde que se dio a conocer la sentencia del procés el pasado 14 de octubre.


La semana suma ya 207 agentes heridos, 107 vehículos policiales inutilizados y 800 contenedores quemados, según datos facilitado por el Ministerio del Interior.



Así amanecía la capital catalana.


Los restos de la violencia del 18 de octubre 5


Los restos de la violencia del 18 de octubre 2


Los restos de la violencia del 18 de octubre 7


Los restos de la violencia del 18 de octubre 3


EL GOVERN NO DA LA CARA


El Govern difundió un comunicado pasada la medianoche en el que afirmaba que "es imprescindible aislar a los grupos violentos" y animaba  la ciudadanía a participar de forma "cívica y pacífica" en todas las convocatorias que se celebren en protesta de la sentencia del 'procés'.


APLICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL CON CONTUNDENCIA


Por su parte, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska,  advirtió que van aplicar con toda contundencia el Código Penal, tanto al independentismo violento como al que actúa al margen de la ley, recordando que algunas conductas que están realizando están tipificadas hasta con seis años de cárcel.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH