lunes, 28 de septiembre de 2020

El bonachón de Junqueras se ha quitado la careta

Carmen P. Flores

No se quien dijo que “hay personas que hablan por no estar calladas”, aunque lo que sale de su boca esconda una hipocresía tal que más le valdría irse de paseo para comprobar las ventajas que eso produce. Los hay que, acudiendo a misa, creen que todos sus pecados les serán perdonados. No hablemos cuando esas personas se dedican a la profesión más hipócrita como es la política, y más más si cabe cuando están en plena campaña electoral, cuando cualquier exabrupto que atraiga votos, les acompaña a lo largo y ancho de la misma.


Este lunes, Junqueras hacía unas declaraciones sobre la marcha del Rey emérito Juan Carlos I “La España irreformable y corrupta de siempre”. Una afirmación desafortunada, lo mismo que aquella otra de “España nos roba”. Pues no es así, en todo caso será el gobierno que no aporta el dinero necesario a Catalunya, que no es lo mismo. Esta frase que se utilizó mucho por algunos políticos catalanes irresponsables caló hondo para perpetrar más aún la división de la sociedad catalana.


El líder d'ERC, Oriol Junqueras.


Quienes roban son los políticos que, valiéndose de sus cargos, cobran comisiones de las arcas públicas y favorecen a sus hermanos en empresas nacionales. Esas corporaciones españolas que tanto critican y que son aupadas por determinadas administraciones. Son los políticos que enchufan a sus parientes, amigos, militantes y simpatizantes. Son los que piden que todos los servicios sean públicos, porque viven de lo público y no conocen lo que es la necesidad de rentabilidad en la empresa privada, que de no cumplirse te lleva a la puerta de salida. 


En la administración o en las empresas públicas, no piden responsabilidad, ni echan a los gestores que llevan años dando perdidas, porque los enjagües se pagan con los impuestos de todos. Así fue hasta que llegó la Ley Montoro, que decía que las empresas públicas que den perdidas dos ejercicios seguidos tendrán que desaparecer, cosa que no se ha cumplido porque los equipos de gobierno hacen milagros con las cuentas . Decía Quevedo que “la hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral es una gran virtud política”.


No entraré en los últimos hechos de Juan Carlos I, a quien la justicia seguirá los pasos para juzgarlo, aunque no resida en España, pero es curioso que quien más tiene que callar sean los que en estos momentos lleven la bandera del linchamiento. En un país “normal”, Pablo Iglesias, el vicepresidente del gobierno implicado en un caso de acusación falsa sobre su exabogado porque no se prestó a su juego sucio, hubiera dimitido. Sin embargo, él sigue con total normalidad, como si el tema no fuera con él. Pero no es el único, hay unos cuantos torquemadas más


En el 2015, cuando la Unidad de Delincuencia Económica iniciaba la operación “contra” la familia Pujol, y Junqueras criticaba el “uso político” del tema, sin entrar a valor el robo familiar. A posteriori, cuando salieron las cifras del gran robo, tampoco puso ningún calificativo al expolio mayor que ha realizado un presidente de la Generalitat y toda su familia, enriqueciéndose sin ningún tipo de pudor. ¿Cómo califica el expolio económico de los Pujol? Ahí, ni él ni el resto de partidos hacen sangren del tema, porque no les interesa.  Por el contrario, Junqueras aprovecha cualquier ocasión para achacarle a España la culpa de todos los males de Catalunya . 


Decir lo que ha dicho Junqueras es de un insensatez e hipocresía digna de alguien cuya moral deja mucho que desear. Decía mi querida Mafalda que "en esta sociedad serás juzgado no por quién eres, ni por lo que eres, sino por lo que aparentas ser, por lo que usas , por tu apariencia y por tus actos, aunque no sean sinceros"  Así que Junqueras, cuando digas "la España irreformable y corrupta de siempre”., cambia Catalunya por España. No puede calar la idea de que “estos que nos roban son de casa y los otros son de España”. 


La doble moral no es propia de un católico practicante. Aunque vayas a Montserrat, Junqueras, te puedes acabar quemando en el infierno.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH