jueves, 24 de septiembre de 2020

Los Mossos d'Esquadra denuncian la desatención sistemática de la Generalitat desde hace más de una década

|

En plenas vacaciones y con el aumento de la delincuencia en este momento del año, los Mossos de Esquadra han denunciado públicamente la desinversión sistemática por parte de la Generalitat en los últimos años, que ha provocado que el cuerpo de seguridad catalán se enfrente a otros muchos problemas como la falta de plantilla o de higiene en los calabozos, así como los vehículos deteriorados, que dificultan su trabajo diario.


Mossos   mesa


"En época de verano ha aumentado bastante la delincuencia y no la podemos combatir", denuncia Roberto García, del sector de CCOO de los Mossos. "Desde hace muchísimo tiempo estamos con una gran falta de efectivos, y los efectivos que han entrado este año, que han salido de la escuela hace poco, no dan para cubrir las bajas de los últimos años. Estamos bajo mínimos", prosigue García, que asegura que "hay comisarías en las cuales a lo mejor ni salen patrullas por las noches o solo una patrulla unipersonal, con un agente, y tenemos que llamar a policías locales para que nos ayuden porque el estado de la plantilla, con las vacaciones, los permisos y las bajas es paupérrimo, es patético". 


Desde el cuerpo explican que esta situación se repite cada verano, hasta el punto de no poder garantizar la seguridad ciudadana en toda Catalunya y poner en peligro la integridad de los agentes, y aseguran que este año es peor porque se está produciendo un repunte de la delincuencia, no sólo en el número de hechos delictivos, sino también en la violencia empleada por los delincuentes.


Los mossos denuncian que esta situación es especialmente grave en Barcelona y el área metropolitana y que las patrullas únicas llevan a que si hay algún servicio peligroso los agentes no puedan ser apoyados por ningún otro patrulla debido a la falta de personal. Además, las carencias de personal afectan a las salas de comunicación, que no llegan a asistir los servicios que no sean muy graves.


Situación generalizada

Esta situación, según el cuerpo policial, se reproduce en casi toda Catalunya. "Algunos mossos están trabajando con vehículos en los que no funcionan los aires acondicionados y tienen que desarrollar sus jornadas a más de 40 grados", explica Roberto García a Catalunyapress. "No están en condiciones adecuadas, ni mucho menos como para poder afrontar una respuestas en caso de que tengamos algún incidente que ponga en peligro nuestra seguridad".


Mossos coche


Así pues, los Mossos denuncian que falta una inversión total en cuestión de seguridad propia de los agentes y vehículos. García destaca el mal estado de los vehículos policiales: "Tenemos los vehículos que se caen a trozos, no tenemos un material adecuado para hacer nuestro servicio de una manera normal".


Las condiciones de los vehículos hacen dudar a los Mossos de que hayan pasado la ITV. CCOO ha podido acreditar: ruedas lisas o muy dañadas, vehículos sin aire acondicionado, interiores que dan pena debido a su estado de deterioro, motos que no funcionan, motoristas que no pueden salir porque no tienen casco, furgonetas de atestados y transportes destrozadas, en las que se trabaja sin aire acondicionado con temperaturas que superan los 42º. La falta de materiales adecuados llevan los agentes a enfrentar las situaciones violentas sin más medio que su cuerpo.


Mossos chinche


Por otro lado, la falta de inversión lleva a situaciones límite por falta de limpieza en los calabozos. Un ejemplo es el de la comisaría de Sant Adrià del Besòs, que informó de que había chinches, que producen picaduras y alergias tanto a los agentes como a los detenidos, o como mantas que pasan de un detenido a otro sin desinfectar ni limpiar. "Habían desinfectado pero no fue suficiente, así que tuvieron que cerrar incluso garjolas", explica García.


Más de 10 años desatendidos

Según García, falta un mantenimiento y es por falta de inversión de los últimos 10 años. Estamos pagando las deficiencias de los distintos gobiernos de la Generalitat, que no han invertido en el cuerpo.


García reconoce que en algunos casos sí se están solucionando los problemas que hay, pero reclama que las "deficiencias son tantas" que es difícil poner fin a la situación. "Es un toque de atención general a la Generalitat, que ha dejado de banda al cuerpo en sí". La situación, explica, viene desde el 2008, cuando empezó la falta de inversión como consecuencia de la crisis económica que sufrió el país. Por poner un ejemplo que demuestra esta dejadez, García explica que el cuerpo policial todavía no ha cobrado la paga doble de 2014 -una paga que las demás administraciones autonómicas y del estado han cobrado.

1 Comentarios

1

Pasa lo mismo en educacion. Resultado de diez anos en los que tanto los consellers de educacion como los consellers de interior no piensan en otra cosa que no sea la independencia.

escrito por Edvy 12/ago/20    09:51

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH