Juan Fernando López Aguilar: "Si la Unión Europea no consigue un pacto migratorio, puede darse por fracasada"

|

Dos semanas después del devastador incendio de Moria, que volvió a poner de manifiesto la necesidad de un proyecto migratorio común en Europa, la Comisión Europea presentó el miércoles ante los veintisiete el nuevo pacto de migración. Un pacto que algunos países, como España, calificaron de insuficiente y que otros, como los países del Este, no tardaron en rechazar, alegando que no es su responsabilidad acoger a ningún refugiado ni hacerse cargo de los costes de que vuelvan a sus países de origen. 


34412691562 937e946fc4 b


El nuevo pacto refuerza el blindaje de las fronteras exteriores, pone énfasis en los retornos efectivos y rápidos de los migrantes irregulares y apuesta por un ambiguo mecanismo de solidaridad, llamado "solidaridad flexible", que permita a los países decidir si acogen a refugiados o pagan los retornos a sus países de origen. 


Ante esta nueva hoja de ruta, que será la guía para las políticas migratorias futuras de la UE, el Partido Socialista se muestra muy poco satisfecho, ya que considera el plan insuficiente. Juan Fernando López Aguilar, eurodiputado del Partido Socialista y Presidente de la Comisión de Libertades, Justicia e Interior, explica en una entrevista concedida a CatalunyaPress sus impresiones tras el anuncio del nuevo plan migratorio de la Comisión.


¿Cuál es la postura de España respecto a la propuesta de la Comisión Europea?

El nuevo pacto de migraciones y asilo responde a una demanda insistente del Parlamento Europeo para que la Comisión remedie las injusticias del actual sistema, que ha sobrecargado a los países costeros de la Unión Europea y que ha hecho visibles las fronteras vulnerables en los momentos álgidos de la mal llamada crisis de los refugiados. 


Saludamos el esfuerzo de la comisaria, pero somos mucho más ambiciosos. Vamos a pelear por un mecanismo de solidaridad vinculante mucho más ambicioso, de realojamientos vinculantes, de salvamento y rescate europeo. Seguimos exigiendo que se refuercen las vías regulares de acceso a la Unión Europea, los legal pathways, incluídos los visados humanitarios, porque si no hay vías legales, los desesperados vendrán de todos modos, solo que tendrán que pasar por traficantes y organizaciones ilegales que los someterán a violaciones de sus derechos fundamentales y al infierno de exponerse a perder la vida en el mar. 


La comisaria [Ylva Johansson] ha adoptado un enfoque que ella misma califica de pragmático, por el cual intenta que su propuesta se sitúe en una suerte de punto medio: que nadie la rechace de pleno pero que nadie se sienta satisfecho con ella. Además, ha renunciado abiertamente a plantear una propuesta que no sea viable ante el Consejo.


Creemos que el papel de la Comisión no es simplemente establecer el Mínimo Común Denominador del Consejo, sino establecer una propuesta que luego el Parlamento pretenda elevar  y que el Consejo intente, abogando por lo intereses nacionales, rebajar de nuevo y finalmente termine en un punto de entendimiento o de acuerdo. 


Este examen no se puede suspender: la UE debe tener claro que no estamos hablando de responsabilidades que puedan descansar exclusivamente en los estados miembro 


Es posible que los países con frontera en el Mediterráneo y los países del Este, totalmente opuestos, lleguen a ese punto de acuerdo?

En eso consiste el trabajo. Debemos hacerlo. No empeñarse en ello con gran energía política sería prácticamente renunciar a la ambición europea y sería darse por fracasado o derrotado en lo que para nosotros es un test existencial para la Unión Europea. La UE se enfrenta a unos cuantos retos decisivos, y si no es capaz de superarlos, puede desfallecer. A mi juicio, este el más expresivo de los test a los que se enfrenta. Si la UE no consigue un pacto migratorio, puede darse por fracasada.

 

Este examen no se puede suspender: la UE debe tener claro que no estamos hablando de responsabilidades que puedan descansar exclusivamente en los estados miembro. España no es la única responsable de las personas que llegan a sus costas, porque estas personas se han movilizado con la pretensión de llegar a la UE. El objetivo para las personas migrantes no es quedarse atascadas en una isla griega, ni italiana, ni en Canarias. El objetivo de los migrantes es llegar a algún país europeo, y eso requiere un mecanismo europeo de salvamento y rescate con financiación europea y que sea respetuoso con el derecho internacional humanitario y todos los derechos humanos. 


Una embarcación del buque 'Ocean Viking' rescata a una lancha neumática con 94 migrantes y refugiados a bordo en el mar Mediterráneo


¿Qué piensa del nuevo campo de Moria?

Es absolutamente inaceptable. Bajo ningún concepto el remedio a Moria es otra Moria. El remedio pasa, en el corto plazo, por un programa de realojamiento urgente de personas vulnerables en el campo de Moria, empezando por los menores no acompañados. También están las mujeres solas con hijos a cargo y las personas que huyen de la desesperación con una demanda de protección humanitaria, que deben ser realojadas en otros países. La solución urgente es un programa de realojamiento vinculante. En el medio plazo, una política europea de migración y asilo que sea humanitaria y realista al mismo tiempo. En el largo plazo, atacar las causas iniciales. 


¿Por qué España no se ofreció a acoger a algunos menores de Moria cuando diez países europeos sí lo hicieron?

Eso debe responderlo el Gobierno de España. Lo que sí sé es que España no suele participar en los programas del Mediterráneo Oriental porque, estando las cosas como están, todos sus esfuerzos en salvamento marítimo y en guardia civil del mar están concentrados en el Mediterráneo Occidental, en atender a los migrantes que llegan a las costas españolas. No es una prioridad razonablemente exigible a España -que está como Grecia aunque sea menos visible- que participe en la solidaridad con Grecia. Lo es para los países que no tienen el problema y se niegan a la solidaridad.


La llegada de migrantes es saludable para la demografía y el sostenimiento y financiación de nuestros servicios públicos


Precisamente el concepto de 'solidaridad' del nuevo plan migratorio es muy ambiguo... 

Es el principal reproche que hacemos desde el Partido Socialista. En el nuevo plan, la solidaridad sigue siendo esencialmente ad hoc e incluso "a la carta", porque te deja elegir entre alojar o financiar el retorno. El mecanismo de crisis, que permitiría activar una solidaridad vinculante, no está todavía definido. No está definido cuándo un estado puede manifestar tener sus fronteras exteriores saturadas y solicitar ayuda de la Comisión mediante el mecanismo de solidaridad vinculante. A mi juicio, debe haber realojamientos vinculantes en situaciones de emergencia.


El nuevo plan migratorio aboga por el retorno directo de los migrantes económicos. ¿Qué opinan desde el Partido Socialista Europeo?

Ahí lo que pedimos es ordenación. El argumento fácil de que quien ha llegado irregularmente no tiene derecho a quedarse se responde con que, precisamente, ha llegado irregularmente porque no tuvo ninguna oportunidad de hacerlo legalmente. 


Lo primero que debe hacerse es cambiar la mirada y la narrativa. En la UE domina la imagen de que los migrantes económicos deben ser retornados sí o sí. Nosotros creemos que la UE debe tener una política inteligente de migración como Canadá, reconociendo que nuestra demografía envejece y que la llegada de migrantes es saludable para la demografía y el sostenimiento y financiación de nuestros servicios públicos. En segundo lugar, pedimos un incremento de las vías legales mediante las cuales los migrantes puedan llegar regularmente. 


Está claro que el énfasis dominante en el Consejo -y que además se ve reflejado en esta propuesta de la Comisión- es que los migrantes económicos que han llegado irregularmente sean devueltos sí o sí con programas masivos de retorno. Desde el Partido Socialista Europeo estamos convencidos de que la migración no es una amenaza, sino que puede ser un activo en cualquier sociedad abierta y desarrollada. La migración contribuye a la diversidad y anima a la sociedad desde el punto de vista social, cultural y económico. Una política de inclusión es una señal distintiva de una sociedad altamente desarrollada. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH