miércoles, 27 de enero de 2021

El zoo parlamentario de Maduro

Ludmila Vinogradoff
Corresponsal internacional

En el parlamento que se ha hecho Nicolás Maduro a su medida hay de todo, desde alacranes y ministros criminales hasta pistoleros resentidos. A pocos días de instalarse el 5 de enero de 2021 ya están asomando sus habilidades los legisladores usurpadores que van a dictar leyes en una dictadura chavista sin máscaras ni tapabocas con unas garras afiladas y peligrosas.


Edgar REyes



Hace seis meses el régimen decidió aumentar la Asamblea Nacional de 167 a 277 escaños para garantizarse el control absoluto del parlamento. Fue tal y como lo habían previsto. En sus comicios del 6 de diciembre pasado, el régimen se adjudicó en sus listas de candidatos 253 escaños con el 90% de los votos y apenas dejó 24 puestos a sus leales “colaboradores” de la oposición, conocidos como los alacranes.


Estos alacranes: Luis Parra, Timoteo Zambrano y Negal Morales entre otros, denominados así porque se vendieron a Maduro por cuatro monedas (Millón y medio de dólares)  para traicionar el año pasado al gobierno interino de Juan Guaidó, no fueron electos en las listas pero igual les arrebataron el puesto a los pocos ingenuos que sí ganaron de su partido respectivo.


Como si fuera poco otro diputado del colaborador ORA, Edgar Reyes, que se hizo famoso esta semana en un vídeo como el diputado evangélico pistolero, amenazando a dos  mujeres en una tienda, mostró de qué naturaleza está hecha la nueva Asamblea Nacional chavista.


El diputado chavista Edgar Reyes fue detenido por órdenes de Diosdado Cabello que no soportaba que otro fuera más guapo y arrecho que él. Pero nadie descarta que saldrá en libertad como sucedió con el pistolero Richard Peñalver de Puente Llaguno en el 2002, que luego de disparar contra los manifestantes en la Avenida Baralt de Caracas fue puesto en libertad y ahora se pasea por alguna playa de España.


Otro flanco más diestro y violento es el de los ex ministros de su gabinete, empezando por el psiquiatra ministro de la Propaganda, Jorge Rodríguez, y la agresiva ministra de Prisiones, Iris Varela, que le han dado una imagen de  impresentable a su gabinete y que ahora se llaman los “sepultureros”.


Los sepultureros principales son: Cilia Flores, la mujer de Maduro, Diosdado Cabello y los ex ministros Rodríguez y Varela son los cuatro jinetes del apocalipsis perfectos para acabar con la Asamblea Nacional de Juan Guaidó. La venganza es su objetivo mayor. Así lo han proclamado a los cuatros vientos.  Han creado su propio parlamento para acabar con el parlamento legítimo elegido por voluntad popular en el 2015. 



"En una sociedad de engaños decir la verdad es un acto revolucionario", George Orwell.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH