miércoles, 17 de julio de 2019

El recién aprobado proyecto de ley para la igualdad y no discriminación incluye sanciones económicas

|

Igualdad

El Govern ha aprobado el Proyecto de ley para hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y a la no discriminación de las personas por razón de religión, discapacidad, edad, origen racial y étnico, sexo y orientación sexual, que incluirá sanciones, ha anunciado la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Dolors Bassa, este martes en rueda de prensa tras el Consell Executiu.


El texto, que se aprobó a finales de la anterior legislatura en 2015 pero le faltaba el consenso con las entidades, ha contado con un proceso público de participación en 2016 y establece los principios básicos para la actuación de los poderes públicos para perseguir la erradicación del racismo, la xenofobia, la homofobia y cualquier expresión de discriminación, tanto en el sector público como en el privado.


Ha destacado que se trata de "un paso más" hacia la 'tolerancia cero' respecto a la situación actual, en la que la normativa catalana cuenta con la Ley de los derechos LGTBI, la de igualdad entre mujeres y hombres --parcialmente anulada en octubre del año pasado por el Tribunal Constitucional (TC)--, y artículos del Estatuto.


DISCRIMINACIÓN EN EL TRABAJO


Su amplio ámbito de aplicación permitirá abordar la discriminación a mujeres en el trabajo y "suplir" aspectos que quedaron anulados en la Ley de igualdad entre mujeres y hombres tras un recurso del Gobierno central, con el que el TC declaró nulos seis artículos que incluían la regulación del acoso sexual en las empresas y la figura del responsable sindical de igualdad.


El texto abarca el trabajo y las relaciones laborales, la educación, la protección social, la sanidad, la publicidad y medios de comunicación, así como en el régimen estatutario del personal al servicio de las administraciones públicas y organizaciones profesionales, sociales, culturales y deportivas.


Las sanciones se regularán por el indicador de renta de suficiencia (IRSC), según su gravedad, y las decidirá el órgano encargado de controlar el cumplimiento de esta ley, lo que permitirá poner en otros ámbitos sanciones como las permitidas por la Ley de los derechos LGBTI, por la que Bassa ha recordado que se hizo una primera sanción por trato homófobo de 300 euros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH