Eloi Badia no cae en "Gràcia"

Purificació González

Eloibadia
Imagen del concejal Eloi Badia ante los abucheos de los vecinos de Gràcia/ Captura video de @Betevé

 

Las fiestas de Gràcia son de las más esperadas en Barcelona, y todo lo que en ella acontece, resuena con la potencia de un altavoz internacional gracias a sus 200 años de historia

 

Este año preelectoral la alcaldesa, Ada Colau, ha preferido huir de la polémica relación que mantiene con los vecinos de Gràcia quién no dudaron en abuchearla el año pasado. Algo que le provocó un sentido y lacrimógeno discurso ante el que acudió al rescate Jordi Cuixart quién afeó su actitud a los "gritones" de la Vila de Gràcia. Pardiez, ¿cómo osaron unos simples vecinos - el "populacho llano" - abuchear a su alcaldesa en fiestas?, ¡qué osados!.  Si lo que más le gusta a Colau es pasarselo bien con sus vecinos. 

 

Catalunyapress colaufiestasgracia
La Alcaldesa Ada Colau celebrando las fiestas de Gracias en 2015/ @Twitter

 

Así que tirando de refranero popular, Colau, la alcaldesa más "bailonga" de la ciudad condal, decidió aplicarse un sabio "más vale prevenir que curar" y le dejó este marrón a su "concejal más querido", Eloi Badia. 

 

Éste "valiente" no dudó en coger el micro en el que se amplificó el sonoro "abucheo" y  pitidos de unos vecinos, los de Gràcia, que sufren "lo muy poco que trabaja" el concejal para ellos y sus problemas. Los que le tocaron en suerte a Badia por un módico "sueldote" en el reparto del cartapaccio municipal allá por el año 2015.  7 años, que se dice pronto, de "amor no correspondido" o "desamor a primera vista", en una relación entre estas dos partes que se conocen "requetebien". 

 

Los vecinos de la Vila han abucheado y pitado al concejal del distrito, Eloi Badia según cuentan los allí congregados a placer y con "ganas".  Y a Badia no le ha quedado otra que comerse, él solito, y con "cara de pocos amigos" una espectacular pitada y unos abucheos copiosos cuando ha intentado presentar a la pregonera Carla Carbonell. 

 

Es por todos sabido que los vecinos hablan de muchas formas, aunque se les intente invisibilizar durante dos legislaturas, como es el caso que nos ocupa. En mayo del 2023, los vecinos de Gràcia  hablarán en las urnas, pero en el entretanto, lo  hacen desde las plazas en su fiesta estival. 

 

Son la gente común, las personas que durante toda la vida aman su barrio por encima de todas las cosas. Y ya sabemos que la sabiduría vecinal es la que para los "comunes", según dicen ellos mismos, quién ordena y manda. Y desde Gràcia les han mandado un contundente "aquí no os queremos" de primero de manual político. Porque para los vecinos de Gràcia, Eloi Badia es  un “Turista, que eres un turista!” y lo quieren “Fuera!” y se lo dicen a gritos siempre que tienen la más minima ocasión . Tal cual y a viva voz.

 

Con razón el concejal quería presentarse candidato a ocupar plaza en la Bolsa del consistorio barcelonés a "corre cuita", porque claramente el barco de "los comunes" hace aguas. Y cuando Eloi Badia regrese a la vida del "común de los mortales", la vida real, se reencontrará con más crudeza con el rechazo y la repulsa diaria de sus vecinos. Los suyos, con los que convivirá. Porque las plazas no se llenan como lo solían hacer en 2015 y los vecinos acuden con "cuenta gotas" a las reuniones a las que les convocan los Barcelona en Comú en 2022 y porque hay "aperitivo" culinario de por medio.  Y si no vean y comparen las imágenes que nada tienen que ver una, la del 2015, con la  otra  la del 2022, síntoma del desencanto generalizado de los vecinos de Barcelona con quienes les "desgobiernan" y generan más problemas que soluciones. Y si no que se lo digan a los últimos damnificados, los bares y restaurantes de Barcelona, que están que fuman en pipa con Badia y Colau, Colau y Badia tras el roto que les han hecho en pleno agosto. Porque para "chapucear", agosto, es el mes más hábil en el calendario político de cualquier gobierno que se tercie desde que el Sol es Sol y sale cada día. 

Catalunyapress actosbarcelonaencomu
Comparativa de afluencia de gente a los actos de Barcelona en comú/ Captura pantalla @BComú

 

La sabiduría vecinal de Gràcia lleva varios años hablándole a Ada Colau quejándose del concejal Eloi Badia. Ahora este barrio ha vuelto a hablarle al resto de barrios de Barcelona y le ha hablado, alto y claro al mundo que lo mira estos días con sus calles engalanadas para la ocasión. ¿En el otro lado alguien escucha?. A mi me da que no, porque andan ocupados en co-crear Sumar, como su nueva fuente de nóminas a final de mes. ¡Y en Gràcia, visto lo visto, mucha gracia no les hace!. 

 

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH