Son los mismos todo el rato

Purificació González

EuropaPress 2191834 i d siguiendo direccion reloj diputada gallega comun unidas podemos yolanda
Pie de Foto:(I-D siguiendo la dirección del reloj) La diputada gallega de En Común-Unidas Podemos, Yolanda Díaz; el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias; la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero participan en la reunión de leer más la mesa política Confederal para las negociaciones de Gobierno en la Sala Lázaro Dou del Congreso de los Diputados.
Fecha: 07/06/2019.Foto de ARCHIVO Firma: Eduardo Parra / Europa Press

 

Algunos analistas están empezando a anunciar la vuelta de Pablo Iglesias a la política nacional con su intención de llevar al estrellato a la Ministra de Igualdad, Irene Montero, dado que dicen que la Vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz aparentemente con toda la tranquilidad del mundo sigue deshojando la margarita de Podemos en Sumar

 

Quizás Irene Montero se vuelta a prestar ha hacer unas "primarias a lo Yolanda" bajo el "dedo mágico" de Pablo, pero es dudoso el tema porque él mismo admitió que elegir a Díaz sin primarias en Podemos fue "un error". Concretamente dijo este fundador de Podemos "No tengo claro que fuera lo correcto. Quizá tendría que haberlo dejado en manos de los partidos para que organizaran unas primarias, eso habría sido mucho más previsible y mucho más democrático que dar mi opinión". Aunque visto lo visto lo suyo no fué una opinión sinó una imposición con todas sus letras.

 

Y teniendo presente que las Primarias en Podemos son "una gran estafa" denunciada miles de veces públicamente, incluso de forma anónima por los informáticos  que las gestionaban y que posteriormente fueron despedidos, todavía me pregunto porque Pablo Iglesias no hizo primarias para elegir a Yolanda Díaz en marzo de 2021. ¿Tanta fuerza tuvo lo que sus propios informáticos llegaron a afirmar en aquella carta de agosto de 2020?. En la misma dijeron entre muchas otras cosas "hemos podido comprobar con certeza que las dos últimas Secretarías de Organización estatal [las de Pablo Echenique y la de Alberto Rodríguez] han creado, mantenido y usado un sistema de fraude en estas asambleas y procesos electorales internos de Podemos. La ejecución de este sistema se ha mantenido en el máximo secreto, de modo que nadie pudiera descubrir lo que estaba ocurriendo. Desvelamos un presunto amaño centrado en la desaparición de votos de los inscritos para decantar las votaciones a favor de la cúpula".

 

Las primarias de Podemos se fundamentaban según su carta de agosto de 2020 "en cruzar los votos de los inscritos en dos servidores: el interno (llamado “votachachis”) y el externo de la empresa nVotes. La votación se registra en el portal interno de Podemos, y los datos luego pasan a la empresa externa, que los analiza uno a uno para ratificar el resultado". Según la denuncia de los miembros del equipo informático de Podemos "el partido invalida antes de la votación a grupos de personas para que, de facto, su voto no quede registrado". Por eso acusaban los informáticos podemitas “no has competido en un proceso limpio. En realidad te han utilizado como comparsa de un proceso amañado, igual que han utilizado a las personas que han votado y a nosotros mismos como técnicos”.

 

Si no fueron los informáticos quienes le metieron el respeto a las urnas internas a Pablo Iglesias quizás tuvo mucho que ver la sentencia del  Juzgado de Primera Instancia número 89 de Madrid que en diciembre de 2020 anuló las primarias de Podemos en el municipio madrileño de Collado Villalba de noviembre de 2018 por pucherazo electoral. En aquella sentencia el juez José Ramón Manzanares Codesal hacía suya la postura de la Fiscalía y concluía que Podemos vulneró el artículo 23.2 de la Constitución, en el que se recoge el derecho fundamental de los ciudadanos "a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos". Según sostenía la sentencia, esa vulneración se produjo cuando en Podemos se "manipuló el resultado de las urnas, no solo controlando el censo y la acreditación de los votantes, sino los tiempos en los que las urnas estaban abiertas, provocando de esa manera la alteración de los resultados". Dicho en plata el que convocaba, controlaba quién ganaba. ¿ A qué se entiende?. 

 

Si volvemos sobre el tema de "la elección a dedo" de Yolanda Díaz también cabe recordar que opinó otro de los fundadores del invento podemita, Juan Carlos Moneredero, más conocido como Mr. Picnic en tierras catalanas, quién llegó a afirmar que "Pablo Iglesias, acertó al elegirla ( a Yolanda Díaz) como sucesora dentro de Unidas Podemos, pero se equivocó "en la forma" de designarla directamente, sin convocar un proceso "deliberativo y electivo". ¿En serio?. 

 

De hecho esta anónima carta de informáticos de Podemos se cerraba afirmando "El buen nombre de tanta gente que sigue creyendo que SÍ SE PUEDE no se merece que todo lo que defendemos se vea ensuciado por un grupo de dirigentes que no creen en la democracia y a quienes solo podemos calificar de sinvergüenzas". SINVERGÜENZAS, una palabra muy gruesa para tan gruesos dirigentes, ¿no?. Que están pero no están. Que parece que dejan hacer pero en realidad no.

 

Pero en agradecimiento a la elección de su "dedo mágico"  Yolanda Díaz ha afirmado que “no le debo nada a nadie, si me permite esta afirmación y tengo agradecimiento para todas las gentes", en una entrevista que concedió a  Navarra Televisión. Añadiendo  "al respecto, ha aclarado que “es verdad” que Iglesias le propuso ser la ministra de Trabajo pese a su negativa al principio. Tengo agradecimiento y respeto a todo el mundo y no me van a ver jamás haciendo críticas a nadie”, zangando así cualquier polémica con su benefactor Iglesias. Además, la ministra de Trabajo reiteró que "no le van a escuchar “jamás en la vida pública” criticar “a nadie” aunque le gusta “contraponer propuestas políticas” y dar su opinión. 

 

Hace diez años, Iglesias llegó a asesorar  a Yolanda Díaz en Galicia. Después, él la hizo ministra y su 'sucesora natural'. Porque parece ser que en el universo de "esta izquierda a la izquierda de la izquierda" esas cosas son "las normales": un yo por ti y tú por mi, en un partido de tenis sin fecha de caducidad. Y en ese contexto concreto es donde se entendería el "no le debo nada a nadie" de Díaz y solo en ese.

 

Así que en lo único que parecen coincidir últimamente Pablo, Monedero, los primeros dos, padres del niño Podemos (17/01/2014) y Díaz madre de la niña Sumar (28/03/2022) es en que les gusta dar su opinión. Pero sobre si hay que casar a estos dos menores políticos ( Podemos y Sumar) en matrimonio concertado, nada se dicen en voz alta, porque la tercera en discordia, mamá Irene Montero dicen que quiere que la maternidad sea compartida. Y nada más lejos de la realidad. 

 

Porque aunque dicen, los que creen que saben y les entienden, que si a Irene Montero no la meten con calzador, vendrá su flamante caballero  Iglesias a salvarla incorporándose en su lista, sacada de la chistera, para restar a SUMAR votos en las urnas en favor de Podemos, esto no es cierto. Porque según el guión de su argumentario o relato  pretende hacerlo después de las municipales, y sabiendo, como saben todos los protagonistas de esta telenovela que al menos en Catalunya las listas no van a ir separadas entre comunes y podemitas sinó de "la manita", la tozuda realidad nos devuelve a la verdad. Y llegados a este punto cabe la pregunta siguiente: ¿qué serán todos estos militantes tras las elecciones? ¿comunes, podemitas o de sumar?. La respuesta es simple: como son todos lo mismo, serán siempre ellos, se llamen como se llamen o decidan "re-llamarse". Y me explico.

 

Para mayo de este 2023, todos dicen que van juntos para evitar la competición que les perjudicó en los comicios del 2019. Pero sobre el papel, más allá del ruido de "sables fingido", esta última unión es ante la vista de todos, un trapase de votantes, militantes y simpatizantes de Podemos en favor de los comunes, el último. Y para que posteriormente lo sea de los comunes en favor del SUMAR de Yolanda Díaz habiéndose decidido todo de nuevo a nivel de cúpulas. ¿Acaso ya decidieron entre todos quitarse la careta para volver a casa por primavera?. Piénselo bien y toménse su tiempo, porque la cosa tiene mucha miga y puede atragántarse al digerirla. Todo vuelve a su sitio, uno del que solo se movieron en "círculos".

 

Yolanda Díaz no ha de ceder nada ante Podemos ni Podemos va hacer que le crezca la "coleta" de nuevo a Pablo Iglesias. Son la misma cosa de tiempos inmemoriales que muda de camiseta, color, caras y esloganes. Ayer se llamaban PCE, después PSUC, le siguió IU y ICV-Euia, comunes ( Catalunya en comú

En Comú Podem o Catalunya Sí que es Pot), Podemos y ahora SUMAR

 

Por el camino, ninguno ha perdido la vergüenza, no, lo que se ha perdido es a muchas generaciones de "idealistas" que quisieron empujar "cambios verdaderos" desde antes del 15-M que nadie puede olvidar pero que en realidad, no sólo NO se han producido, sinó que ha dado como resultado un bajo nivel político,  una infatilización colectiva reducida a la "política de bar"

 

El nivel es bajo, muy bajo y ha incrementando el volumen de las redes clienterales ya existentes algunas "muertas" y ahora renacidas y muy satisfechas de haber engañado a cerca de 5.189.333 de personas en 2015, tras conseguir el enganche de 1,253,837 en 2014 en las elecciones europeas. Pero como la gente va despertándose en 2019 sólo convencieron a 2 381 960 y van en caída libre, diga lo que diga el CIS de Tenazos que parece lo que es , que "no pisa la calle" ni escucha a la gente que vota.

 

Podemos se ha dejado por el camino la friolera de 2.807.373 votantes, que en estos comicios del 2023 no creo que vuelvan a votarles se llamen como se llamen, "pablitos" o "yolanditas". Porque dicen que se puede engañar una vez a las personas "inteligentes" y ninguna más a los más humildes si les colocas un triangulo golfo camuflado de "superilla"  y  en lugar de darles calidad de vida tienen botellón todos los días. Porque una cosa es predicar y otra ejecutar. ¿No Janet? .

 

En mi humilde opinión Yolanda Díaz no ha sido ni es ni será una "traidora", Pablo no ha dejado la política porque la hace en los medios, Irene tendrá hueco en una lista a las Generales, si ella quiere, y todos se juntaran en un "casoplón" con Errejón, no para hablar de su "salud mental", que es buena, sinó para celebrar que no han desaparecido del mapa político de nuevo. Ni lo duden, todo volverá a su sitio y será una balsa de aceite porque los que quedan entre sus filas, le dicen un gran SÍ a un sueldo en las instituciones. Y pase lo que pase antes, durante y después, todos seguiremos con nuestras vidas. 

 

Simplificando mucho es "un cambiarlo todo para que nada cambie" porque son una sola familia, apréndanlo para siempre "son los mismos todo el rato", los que dicen que "vienen a salvarnos" mientras lo público se convierte en su único modo de vida, generación tras generación. Y como R. Rolland dijo si "la verdad siempre es revolucionaria", por favor, no me crean, observen y piensen por si mismos. Porque cuando pensamos convertimos a esta sociedad, individuo a individuo en algo mejor.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH