sábado, 7 de diciembre de 2019

Verdades, mentiras y propaganda del conflicto entre el taxi y las VTC

|

Uber taxi 1 1 1


Suele decirse que la primera baja de una guerra es la verdad. En el conflicto entre el sector del taxi y las VTC, ocurre algo parecido. Cada uno de los actores lanza sus mensajes atendiendo más a menudo a intereses partidistas que a la voluntad de ofrecer un reflejo certero e imparcial de la realidad.


Repasamos algunos de los lugares comunes que suelen usarse por unos y otros en esta "guerra" por el transporte de pasajeros en las grandes ciudades.


1. En España no se cumple la ratio legal de taxis/VTC


En la actualidad, en España operan cerca de 65.000 licencias de taxi frente a poco más de 9.000 VTCs, lo cual deja una ratio "real" de 7 taxis por cada licencia de VTC. Frente a esto, la ratio actual fijada por ley es de 1/30. ¿Cuándo se estableció esta proporción? La verdad es que su establecimiento data de mucho atrás, en concreto de la Ley de ordenación del transporte terrestre (LOTT) de 1987.


No fue hasta 2009, con el primer Gobierno de Rodríguez Zapatero, que se derogó esta ratio y se empezaron a vender y repartir licencias de vehículos de transporte en conductor. Pero por la presión del sector del taxi, en 2015 se restableció la ratio de 1/30 por parte de Mariano Rajoy con un nuevo reglamento de transporte.


De este modo, todas las autorizaciones de VTC concedidas entre 2009 y 2015 son legales y así lo ha avalado el Tribunal Supremo en distintas sentencias.


2. En el resto del mundo, los taxis están más protegidos


No es cierto. En Francia la ratio actual de taxistas por VTC es de 1/2,3. En Reino Unido, 1/2,6. En Portugal, 1/4. En el resto de Europa se han dado durante los últimos años miles de licencias a vehículos privados en detrimento del sector del taxi, que ha visto como nacía una competencia en su nicho de negocio.


Incluso hay países donde no es necesaria una licencia para transportar personas de un lado a otro de una ciudad (Polonia, Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Lituania, Rumanía, Estonia).


3. Las VTC paran a clientes por la calle


Falso de nuevo. Lo que hacen los propietarios de una licencia de VTC es formar parte de una aplicación móvil que permite geolocalizar en todo momento los vehículos libres para contratar un servicio.


Muchos usuarios ni siquiera sabrían distinguir a simple vista un vehículo VTC de un vehículo corriente. Los coches no van pintados de ningún color, ni tienen un letrero o distintivo que pueda ser apreciado de forma fácil.


Taxi Barcelona 1


4. Los trabajadores de VTC reciben salarios bajos


En este punto hay una guerra de cifras entre ambos sectores, pero lo cierto es que un conductor de VTC cobra menos que un taxista. De entrada, suele ocurrir que los taxistas son trabajadores autónomos y, por tanto, sujetos a las elevadas cuotas y retenciones de nuestro país, mientras que los conductores de VTC suelen trabajar por cuenta ajena, como asalariados.


Según Examen Taxi, en Madrid un taxista puede sacarse unos 2.130 euros netos al mes. Trabajando (eso sí), diez horas a la semana. Por su parte, los conductores de Uber o Cabify deben pagar una comisión próxima a un 20% de todas sus ganancias y obtienen entre 1.500 y 1.750 euros brutos al mes. Lo cual, descontando gastos básicos como el combustible, deja el sueldo medio de un conductor de VTC en apenas 1.000 euros netos. Mileurismo sobre ruedas.


5. Los taxistas no quieren adaptarse a los cambios tecnológicos


Buena prueba de que esto es falso es la exitosa aplicación MyTaxi, que cerró 2017 con un crecimiento de su flota disponible de un 350%. Esta app reproduce las prestaciones de Uber y Cabify: comodidad, rapidez, puntuación...


A día de hoy, MyTaxi opera en Barcelona, Madrid, Sevila y Valencia y no deja de ofrecer nuevas posibilidades, como la opción MyTaxi Match, que permite compartir taxi para abaratar el coste de los desplazamientos por parte de los clientes.


6. Ir en taxi sale más caro que en VTC


No siempre. Lo único que Uber y Cabify ofrecen frente al taxi tradicional es un precio pactado y fijado de antemano que no puede variar. Pero este precio puede ser más elevado que una carrera en taxi.


Por otro lado, los precios del taxi se establecen de forma local por parte de los consistorios, con lo que los taxistas aplican unas tarifas cautivas que ellos no han decidido.


7. Las licencias de taxi son carísimas


Sí... pero debido a la especulación de la que participan los propios taxistas. Cada licencia del taxi puede ser traspasada entre particulares en un mercado secundario sin necesidad de que la Administración la recupere y vuelva a ponerla en el mercado.


Así pues, se ha hecho tradicional en el sector del taxi cobrar un "pensionazo" cuando se deja de trabajar vendiendo por hasta 150.000 euros una licencia de taxi. Por contra, el precio de una licencia de VTC ronda los 5.000 euros.

1 Comentarios

1

Madre mía que de mentiras e incorrecciones tiene este artículo. Cuánto os han pagado por escribirlo??? Que vergüenza que engañéis así a los ciudadanos.... vaya neoperiodismo ! Que falta de ética

escrito por Lucía Martínez Aguado 24/ene/19    17:30

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH