​Vigilantes de seguridad afirman que no piden billetes por miedo a agresiones y a que les acusen de racistas

|

Vigilantes de seguridad privada que trabajan en medios de transporte afirman que en ocasiones desisten de pedir el billete por miedo a nuevas agresiones y a que se les acuse de racistas.


Vigilanteacusadoracismo


Son varias las acusaciones de racismo que han recibido por sucesos con personas inmigrantes a quienes les pedían el billete y, según explica el sector de los vigilantes, se está degradando su imagen.


En octubre, Renfe abrió una investigación tras la aparición de un vídeo en redes sociales y medios de comunicación sobre un joven que no quiso enseñar el billete a los vigilantes y que les acusó de actuar movidos por el racismo.


Hace una semana ocurrió algo similar en la estación de Sants de Barcelona, cuando un vigilante pidió la documentación a un extranjero.


Por episodios de este tipo, los vigilantes admiten que en ocasiones se han replanteado la forma de actuar y que incluso "pasan" si ven a alguien "colarse" al entrar en el tren o el metro. 


Aseguran que, si les reprochan esta actitud, la situación se les puede volver en contra y que en cualquier momento se les graba con el teléfono móvil.


Renfee 1

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH