El Govern calla sobre el borrador de la Constitución catalana que relega el estatus del castellano

|



El Govern --y sobre todo Convergència Democràtica de Catalunya-- sigue practicando su doble juego que tan bien se le da. Por un lado, el victimismo, y por el otro, el silencio cuando le conviene.


Este martes, la portavoz del Govern, Neus Munté, ha evitado pronunciarse sobre si sólo el catalán y el aranés deben ser oficiales en una hipotética Catalunya independiente, relegando de esta manera el estatus actual del castellano, tal y como recoge un borrador de Constitución catalana cuyos ponentes entregarán el miércoles a Carme Forcadell.


En rueda de prensa posterior al Consell Exeuctiu, ha asegurado desconocer el contenido del borrador, pese a considerar positivo que entidades y organizaciones de la sociedad civil trabajen y colaboren en favor del proceso constituyente.


"Son bienvenidas estas iniciativas, pero como Govern no nos toca posicionarnos en este momento", ha recalcado Munté, y se ha limitado a recordar que el programa de JxSí defiende el papel del catalán y castellano.


Desde CDC, su vicesecretario general de Estrategia, Francesc Homs, ha defendido este mismo martes en rueda de prensa la necesidad de no dar "ningún paso atrás" en materia de derechos lingüísticos.


Según Homs, el castellano no debe perder derechos lingüísticos en una Catalunya independiente, y el catalán, como lengua más desprotegida, debe ponerse en igualdad de condiciones: "La independencia es para ayudar al catalán, pero no en detrimento del castellano ¡Nunca!"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH