Follón y cambio en la Administración pública española

Teresa Gálvez Dávila
Funcionaria de Carrera en el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid


Archivo - Oposiciones, imagen de archivo

Oposiciones - Imagen de archivo 


Tras la publicación de la Convalidación del Real Decreto Ley, la Unión Europea transfirió el anticipo de los Fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en adelante PRTR; tras la aprobación de la “Ley 20/2021 de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público”, entre otros hitos, el primero de los pagos del PRTR.


Lleva grabada más de 25 años a fuego en mi cabeza la frase del último Director General del que fui Secretaria de Dirección ejecutiva en el Sector Privado: “Cuando uno llega a una edad, las empresas ya no te quieren”. Si yo fuera personal temporal de la Administración pública, alinearía mis neuronas cual cañones, colocaría todas las bayonetas y me convierto en Blas de Lezo, que tuerto, cojo y manco, resistió a los ingleses, para vía concurso y/o concurso-oposición, conseguir una plaza antes del 31 de diciembre de 2024, que es la fecha límite establecida ante las Instituciones europeas para la reducción de la temporalidad.


Tras un profundo análisis, de un conjunto de profesionales de las necesidades de la Administración pública del siglo XXI, fue presentado la primavera pasada el documento “Orientaciones para el Cambio en Materia de Selección en la Administración General del Estado” que se aplicó en las Convocatorias del Estado de mayo como ha publicado el Ministerio de Hacienda y Función Pública en Nota de Prensa en su página web, la siguiente Administración autonómica en anunciar cambios en el modelo de empleo público, acaba de ser la Comunidad Valenciana.


Las actuales convocatorias tienen hasta 4 pruebas y curso selectivo en grupos altos de la Administración, la tendencia será reducir a un máximo de dos, acortar y agilizar los procesos selectivos, reducir las pruebas memorísticas, el diálogo del aspirante con el Tribunal, etc.; creo que es recomendable la lectura del documento para cualquier opositor y/o formador.


Opositar supone mucho dinero, tiempo y vida humana y los ratios actuales de aspirantes pueden superan los setenta por plaza en grupos C1 y C2 y entorno a diez por plaza en grupos A1 y A2.


En aras de la planificación plurianual propuesta en el PRTRE, y que el nuevo modelo supondrá que los opositores tendrán que comenzar la preparación de los procesos selectivos, antes o mucho antes de la Convocatoria para tener posibilidades, sería interesante que el Gobierno Estatal estableciera la obligatoriedad de todas las Administraciones de publicar los criterios generales con al menos una Convocatoria de antelación y que en las bases de todas las Convocatorias de toda España, se establezca el calendario de las pruebas selectivas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH