Anna y Ugo

Rubén Olveira

Claustro

Claustro de la iglesia de Santa María la Nova de Nápoles


En el claustro de la iglesia de Santa María la Nova, acudimos a un concierto de canción napolitana. Fue en agosto del 2008 y Nápoles nos ofrecía el clima apacible de sus noches estivales. El grupo estaba formado por la voz de Peppe Napolitano, su guitarra y la de Paolo Propoli, junto a Michele de Martino y su mandolina. Acostumbrado a oír estas melodías cantadas por voces líricas -tenores, barítonos- me llamó la atención el hecho de que el cantante lo hiciera de manera sencilla, es decir, sin impostar la voz, como quien interpreta cualquier otro tipo de música popular. El público seguía las letras de las piezas, musitándolas para no molestar al vecino, que hacía lo mismo.


En el intermedio, mi compañera y yo, comenzamos a conversar con Anna, una señora sesentona, que estaba sentada a nuestro lado. Poco después apareció Ugo, su esposo, con el que cruzamos algunas frases rápidas porque la segunda parte del concierto estaba a punto de empezar.


Cuando acabó la función, esta noble pareja nos llevó a dar un paseo nocturno en su coche por algunos lugares destacados de la ciudad. Entonces, Ugo nos explicó que la canción napolitana no era patrimonio único de los cantantes líricos. Nos refirió que éstos suelen interpretarlas no sólo por la belleza de las mismas, sino por la gran admiración que el público de todo el planeta les profesa. Quedamos en encontrarnos al día siguiente para ir a cenar unas pizzas. Así lo hicimos. Luego nos invitaron a su casa, donde nos deleitaron con un exquisito limoncello casero. Ugo nos regaló ocho discos compactos con canciones napolitanas interpretadas por el gran Roberto Murolo.


Era increíble. Tan sólo, nos habíamos relacionado con la entrañable pareja la noche anterior, pero la magia de Nápoles y sus canciones obraron el sortilegio de que nos trataran como si fuéramos amigos de toda la vida. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH